Alimentos con Calcio

El calcio es un elemento que es conocido por su abreviatura química como Ca, así como su número atómico (20). La gente lo reconoce como un importante mineral alimenticio que juega un papel importante en el desarrollo y mantenimiento de la salud de los huesos, la piel, los dientes, y las uñas.

Los expertos dietéticos recomiendan que las personas consuman al menos 1000 mg de calcio por día. Se puede encontrar en los productos lácteos, así como el queso de soja, semillas de eneldo, y cereales. También se encuentra naturalmente en rocas sedimentarias. Fue descubierto formalmente como un elemento químico en 1808 por el químico Inglés Sir Humphrey Davy.

Signos de la falta de Calcio

Como componente de la dieta, el calcio previene enfermedades que ponen la salud general de las personas en situación de riesgo. Reduce al mínimo la probabilidad de que tanto los hombres como las mujeres sufran de osteoporosis relacionada con la edad. También previene la caries dental y pérdida de dientes.
Alguien que no puede consumir suficiente calcio todos los días puede sufrir de enfermedades como la fragilidad ósea, pérdida de cabello y uñas quebradizas. Las personas que no consumen suficiente calcio también están en riesgo de padecer síntomas que van desde la pérdida de memoria, depresión crónica de leve a severa, alucinaciones, entumecimiento de la cara, las manos y los pies, espasmos musculares, y el hipotiroidismo, o niveles bajos de la tiroides.

Exceso de Calcio

Por otra parte, un exceso de calcio también puede causar una serie de problemas de salud. La hipercalcemia, una condición que es causada por el consumo de un exceso de calcio en la dieta, está vinculada a una enfermedad conocida como el hiperparatiroidismo. La ingesta excesiva de calcio también pone a las personas en riesgo de desarrollar cáncer de pulmón, de mama, y la sangre.

Las personas que consumen demasiada cantidad de este mineral pueden sentir habitualmente sed o incluso deshidratarse. También pueden sentir mareos, náuseas, estreñimiento o sufrir de vómitos habituales, y tener una disminución del apetito. El exceso de calcio en la dieta se sabe que causa a las personas desarrollar cálculos renales.