Alimentos con Potasio

El potasio tiene un nombre de un elemento químico de K y su número atómico es el 19. Es una químico alimentario que originalmente se derivó de las cenizas de las plantas, pero además se produce de forma natural en sales iónicas. Tiene una serie de usos comerciales y se puede encontrar en productos como fertilizantes y pólvora. También es un elemento importante de la dieta y se puede encontrar en alimentos como plátanos, calabazas, papas blancas y frijoles.
A las personas se les recomienda consumir al menos 4700 mg de potasio por día. Las mujeres que están amamantando deben consumir al menos 5100 mg cada día para asegurar su propia salud y la de sus hijos.

Signos de la falta de Potasio

Cuando la gente no puede consumir una cantidad suficiente de potasio, están en riesgo de una serie de condiciones diferentes. Los síntomas menores de la deficiencia de potasio van desde calambres en las piernas a las náuseas. Las complicaciones más graves de esta deficiencia en el mineral incluyen estreñimiento crónico, fatiga, palpitaciones, entumecimiento facial y la integridad física, y vómitos.

Las personas también pueden sentirse excesivamente cansados y verse en la necesidad de tomarse una siesta a menudo con el fin de sentirse mejor. Los médicos tratan con mayor frecuencia la deficiencia de potasio mediante la prescripción de suplementos vitamínicos y seguimiento de las dietas de los pacientes hasta que sus niveles de minerales se restauran.

Exceso de Potasio

Las personas que consumen un exceso de potasio tienen un riesgo para un número de diferentes síntomas. La toxicidad de potasio es también conocida como hiperpotasemia, o niveles altos de potasio en la sangre. Los síntomas de la hiperpotasemia son similares a los de la deficiencia de potasio e incluyen debilidad, fatiga, náuseas y espasmos musculares.

Sin embargo, también puede causar complicaciones más graves como cálculos renales, insuficiencia renal, y el rechazo de órganos trasplantados. Al igual que la deficiencia de potasio, esta condición es tratada a través de cambios en la dieta y el seguimiento de los pacientes hasta que los niveles de potasio vuelvan a la normalidad. A los pacientes también se les puede dar de beber bicarbonato de sodio con regularidad para ayudar a reducir sus niveles de potasio.